El Ducado de Génova pasó a formar parte del Reino de Cerdeña.