El Banco di San Giorgio cesó su actividad y fue liquidado por los franceses.